Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Jueves, 30 de julio de 2015  |  NÚMERO 2 Acceda a nuestra hemeroteca
PROGRAMA ‘ON-LINE’ QUE COMPLEMENTA AL MIR
El Diploma de postgrado de la SEOM es una puesta al día de los principales aspectos de la Oncología Médica
Está dirigido a residentes y especialistas jóvenes
 
Redacción. Madrid
Hace cuatro años que se puso en marcha el Diploma de Postgrado en Oncología Médica, una iniciativa de la Sociedad Española de Oncología Médica, cuyo objetivo es complementar la adquisición de conocimientos que se adquiere en los hospitales como parte del programa MIR. “Supone una puesta al día del estado del arte de las principales dolencias oncológicas”, ha contado a esta publicación María del Pilar Solís, residente de cuarto año en el Hospital Universitario Central de Asturias, quien finalizó el año pasado los 18 cursos que componen el Diploma de Postgrado.

María del Pilar Solís Hernández.

Es un itinerario formativo completo, de tres años de duración, que está dirigido a residentes de Oncología Médica y especialistas jóvenes, aunque también puede ser cursado por otros interesados en la materia. Está coordinado científicamente por el dr. Ramón Colomer, jefe de Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario La Princesa de Madrid. El principal atractivo de este programa, según apunta María del Pilar Solís, es la “posibilidad de hacerlo al ritmo propio y vía on-line”.

El programa se caracteriza por su flexibilidad. Los participantes, con el asesoramiento de sus tutores, pueden construir su propio itinerario de formación en función de su disponibilidad. Además, cuenta con una serie de becas individuales, que son “una ayuda importante, sobre todo para el MIR y el pequeño investigador que eventualmente tiene que incurrir en gastos adicionales”, asegura María del Pilar. De todas formas, esta residente comenta que “debido al contenido del programa, resulta atractivo y probablemente sí habría pagado unas tasas acordes a mi estatus docente-laboral”, aunque no hubiera recibido la beca.

“Quizás no le dediqué tanto tiempo como me hubiera gustado. La actividad asistencial, los grupos de colaboración, el programa docente de la residencia y la formación autodidacta siempre ocupan tiempo”, relata María del Pilar. De cara a promociones futuras, esta MIR de cuarto año pide una evaluación continua, “más pragmática, con más preguntas por apartado en cada capítulo, a modo de entrenamiento, para al final hacer el examen de forma más fluida”, aconseja.
 

 

© 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.  |  QUIÉNES SOMOS  |  SUSCRIPCIÓN