Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Jueves, 02 de julio de 2015  |  NÚMERO 1 Acceda a nuestra hemeroteca
ENTREVISTA CON LA PRESIDENTE DE LA SEOM
Pilar Garrido: “El estudiante debería tener una formación relevante en Oncología sea cual sea su especialización”
“El oncólogo debe liderar los equipos multidisiplinares”
 

Redacción / Imagen: Cristina Cebrián. Madrid
La presidente de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) reflexiona sobre el enorme avance de la Oncología  y los grandes retos que esto supone para  los  profesionales. La especialización y la formación, son claves para seguir manteniendo el prestigio internacional de la especialidad.

La presidente de la SEOM.

Una de las próximas ediciones de ESMO se volverá a celebrar en España. ¿Se valora en el exterior el prestigio de la oncología médica española?

Desde luego. La Oncología Médica española goza de gran prestigio internacional y Europa no es una excepción. Tenemos magníficos clínicos que hacen investigación de calidad, buenos hospitales que forman oncólogos  excelentes y grupos cooperativos de investigación en oncología con mucho prestigio dentro y fuera de nuestras fronteras. El hecho de que, de nuevo, y en poco tiempo, el Congreso de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO) se realice en Madrid, es un buen ejemplo de ello.

¿Cuál es el papel de la SEOM en la divulgación de la inmunooncología en España?

La SEOM está claramente comprometida con la divulgación del conocimiento científico de la Oncología. Las posibilidades terapéuticas de la inmunooncología han emergido con fuerza en los últimos años y están dando grandes resultados en algunos grupos de pacientes, al igual que lo hacen otros avances como el tratamiento personalizado. En SEOM estamos comprometidos  muy seriamente con la divulgación del conocimiento científico de una forma rigurosa y veraz y ponemos especial énfasis en que la transmisión a pacientes y familiares se haga bajo estas premisas.

Los precios de los fármacos inmunooncológicos aparecidos hasta el momento son muy elevados. ¿Teme que la alarma social creada en el caso de la hepatitis C pueda trasladarse a la Oncología?

La sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud es asunto de todos, ciudadanos, pacientes, médicos, administraciones públicas, políticos. Sin duda, las Sociedades Científicas tienen un papel muy relevante y puedo asegurar que tanto la SEOM como los oncólogos a título individual estamos muy concienciados. Tenemos un excelente sistema, pero el precio de los fármacos –no solo los oncológicos– está tensionándolo. Por lo tanto, brindamos nuestro apoyo para ayudar a encontrar soluciones y colaborar, por ejemplo, en el establecimiento de  magnitudes de beneficio claramente significativas para  los fármacos. Eso sí, igual que colaboramos con la sostenibilidad, exigimos que los fármacos con indicación aprobada en España sean accesibles para todos los pacientes que cumplan con esa indicación.

Los oncólogos españoles son reconocidos en el exterior.

Este precio elevado, ¿puede producir inequidades en el acceso de los fármacos?

Estamos llevando a cabo un estudio que nos puede ayudar a contestar a esta pregunta, estará disponible a la vuelta del verano. Nuestra percepción es que hay situaciones diversas, según centros y comunidades, para fármacos con indicación aprobada y pretendemos ponerlo encima de la mesa con datos rigurosos. De todas maneras, la realidad es que, aunque el Ministerio de Sanidad  toma las decisiones legislativas, la financiación está en manos de las Comunidades Autónomas. Sabemos además  que el dinero que dedica cada comunidad a sanidad es variable, por lo que ya partimos de una premisa compleja. Nosotros defendemos que haya una partida suficiente que garantice que aquellos fármacos que se han considerado necesarios y adecuados estén a disposición de nuestros pacientes, es decir, que se garantice que va a haber dinero suficiente para que pueda ser una realidad.

¿Está la SEOM a favor de un presupuesto finalista para financiar fármacos oncológicos?

Este es un tema muy complejo, que tiene muchas aristas. La realidad actual es que ni siquiera disponemos de una información mínima común que nos permita reflexionar sobre la mejor manera de abordar este tema. Necesitamos registros de pacientes, de efectividad de medicamentos en condiciones de práctica habitual, de los resultados en salud que tienen nuestros pacientes según centros, Comunidades Autónomas, etc. A partir del análisis de esos datos, nuestros políticos, con el asesoramiento de las Sociedades Científicas que representan la voz de los profesionales, podrían hacer una reflexión serena y sensata sobre la planificación estratégica de los recursos y la necesidad de un presupuesto finalista.

Los centros deben trabajar en red.

¿Es fácil la implantación de acuerdos de riesgo compartido en Oncología?

Vuelvo a responder lo mismo. Para implementar un acuerdo de riesgo compartido necesitas disponer de un sistema informático que te garantice que puedes recoger adecuadamente la información que precisas, así como consenso entre los profesionales sobre el seguimiento de protocolos de actuación común. A nuestro modo de ver, las decisiones económicas tienen que ir muy vinculadas a la información realmente disponible sobre la población a tratar pero, en general, es una información crucial que todavía no tenemos. De hecho, hay iniciativas de registro en determinadas Comunidades Autónomas, como el País Vasco o Cataluña, que no son compartidas por otras comunidades e incluso pueden registrar elementos diferentes. Conformarnos con tener información parcial y fragmentada es una pérdida de oportunidad que no nos deberíamos permitir.

Recientemente, varios oncólogos se pronunciaron a favor de que la decisión sobre el abordaje de la enfermedad se realizara en un gran centro hospitalario, dejado el seguimiento para los más pequeños. ¿Es necesario replantear el abordaje del cáncer a nivel nacional?

Tenemos que hacer una medicina centrada en el paciente y organizar el trabajo en red. Para determinadas situaciones es lógico pensar que tiene que haber centros de referencia, como ya establece el Ministerio de Sanidad. Sin duda, creemos que las Sociedades Científicas tienen mucho que aportar en esta área. SEOM ha puesto en marcha el proyecto Recalom que, además de establecer un registro de Unidades asistenciales de Oncología en España, nos va a permitir conocer algunos indicadores de calidad asistencial según centros. A partir de ahí, podremos trabajar en qué aspectos deberían ser concentrados en algunos centros. Por otro lado, es importante que colaboremos, estableciendo trabajo en red entre distintas unidades asistenciales, y también es fundamental que tengamos una relación muy fluida con Atención Primaria.

“Las decisiones económicas tienen que ir muy vinculadas a la información disponible”

En los últimos años, la medicina personalizada ha revolucionado el tratamiento del cáncer. Ahora llega la inmunooncología. El oncólogo, ¿ha tenido tiempo de asimilar todos los cambios que suponen estos nuevos enfoques o la evolución de las terapias va demasiado rápido?

Los oncólogos estamos ávidos de tener nuevas opciones para nuestros pacientes y nos entusiasma e ilusiona que haya nuevas alternativas. Para cualquier médico es un reto estar al día, siempre lo es, pero también es una de las partes más apasionantes de nuestra profesión; en cualquier caso, está claro que la evolución de los últimos años ha hecho que el oncólogo médico se haya ido especializando y que la mayoría de nosotros nos dediquemos a áreas específicas dentro de los hospitales. Estamos encantados de que las cosas se muevan rápido porque esto significa más opciones para nuestros pacientes.

Las nuevas vías de tratamientos oncológicos no vienen solas sino que están aparejadas a nuevas tecnologías de diagnósticos que a veces implican la participación de equipos multidisciplinares. ¿Están los servicios de Oncología preparados para esta nueva realidad o deben adaptarse a los cambios?

"Estamos ávidos de nuevas opciones terapéuticas".

Todos los  profesionales que se dedican a la atención de pacientes con cáncer, tanto desde la vertiente de tratamiento –cirujanos, oncólogos médicos, oncólogos radioterapeutas– como desde la del diagnóstico –patólogos, radiólogos, etc.–, estamos convencidos del valor que aporta el trabajar en equipo. En todos los hospitales, los oncólogos médicos –desde su formación como R1– sabemos del valor de los comités de tumores. Normalmente, las decisiones que se aplican a los pacientes se toman de forma consensuada, por lo que tomar decisiones en entornos multidisciplinares nos parece muy natural.

El oncólogo, ¿necesita redefinirse?

Lo que necesita es especializarse. Recientemente, añadimos un año más de formación MIR en nuestra especialidad, precisamente porque creíamos que para los residentes era necesario incorporar o profundizar en algunos conocimientos como, por ejemplo, formación en ensayos clínicos, biología molecular, etc. y cuatro años se habían quedado cortos. Una vez completada la formación MIR, y en función del entorno laboral y las áreas de interés de cada uno, lo esperable es que nos vayamos especializando poco a poco. Por tanto, en mi opinión, más que redefinirse, lo que vamos haciendo es especializándonos.

Me gustaría transmitir que SEOM está muy comprometida con la formación, tanto de residentes como la continuada, y con la investigación. Todos los años ofertamos becas  formativas en centros de excelencia fuera de España que, entre otras cosas, facilitan el establecimiento de líneas de trabajo conjunto  y ‘networking’ con otros centros. También nos preocupamos de la formación en áreas de interés emergentes para nosotros como la farmacoeconomía o la gestión. Hace unos años, estas áreas del conocimiento no se consideraban parte del bagaje de un médico, pero hoy en día son cruciales. Además, nos comprometemos con la formación en la Universidad: tenemos un acuerdo con el Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM), porque nos parece fundamental que cualquiera estudiante de Medicina, sea cual sea el camino que vaya a escoger, tenga una formación  adecuada en Oncología y que sea impartida por oncólogos. Todos sabemos que el número de pacientes con cáncer va a aumentar significativamente en los próximos años, y por tanto es importarte que cualquier médico tenga acceso a una formación de calidad en Oncología; sin duda, en algunas universidades actualmente hay un claro margen de mejora.

Vea aquí la entrevista completa a la presidente de la SEOM.

¿Qué retos tiene la SEOM pendientes?

Visibilizar nuestra postura de cara a las autoridades sanitarias; defender que, aunque el modelo de autonomías es fantástico para muchas cosas, las decisiones de sanidad no pueden estar sujetas a interpretación variable según comunidades u hospitales –estoy hablando de fármacos pero también de cribado, acceso a biomarcadores, etc. Eso es prioritario para la SEOM. También es importante para nosotros estar cerca de los ciudadanos y de los pacientes, y que nos visualicen como sus interlocutores para transmitir información con rigor. 

 

© 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.  |  QUIÉNES SOMOS  |  SUSCRIPCIÓN